Semana del Deporte en las calles de Santander

La ciudad de Santander celebra la III Semana del Deporte del 30 de septiembre al 6 de octubre con un programa formado por 42 actividades para todos los públicos. Esta iniciativa tiene como escenario las diferentes calles, plazas y playas de la ciudad.
El objetivo de esta edición es superar los 13.000 participantes del año pasado a través de diversas novedades. Sobre todo se pretende motivar la participación de los más jóvenes mediante la promoción en centros de Educación Secundaria.
Entre las novedades destacan bautismos de hípica y de windsurf en la playa, una exhibición de kitesurf, clases de pádel, campeonato de pádel y tenis para padres e hijos y una quedada de longboard skate y roller. Estas actividades se suman a otras de gran popularidad como la IV Travesía Popular en Piragua o la III Carrera Popular Nocturna.
Desde el Ayuntamiento de Santander se ha querido destacar el apoyo recibido para la organización de esta iniciativa por parte de federaciones deportivas, clubes de la ciudad, institutos, centros deportivos y empresas colaboradoras.

Anuncios

El ejercicio físico durante la infancia

El deporte y el ejercicio físico son actividades muy recomendables también para los más pequeños. Los niños están en condiciones de hacer ejercicio después del primer año de vida y lo ideal es que a partir de los dos años realicen un mínimo de una hora de actividad física diaria.
El ejercicio estructurado se diferencia del juego porque requiere reglas y objetivos claros para lograr resultados. Se trata de una actividad con parámetros establecidos que no se desarrolla de forma libre y espontánea. Durante la primera etapa, tras cumplir los dos años, lo más recomendable es que se trabajen aspectos como la resistencia física y el desarrollo motor y muscular.
A partir del momento oportuno, los deportes de competencia ayudan al niño a conseguir una buena condición física. Además, la falta de algún tipo de ejercicio físico entre los más pequeños puede producir efectos como déficit de concentración y rendimiento en el colegio y retrasos en su desarrollo motor.
El ejercicio debe estar adaptado siempre a la edad del niño. Entre los 3 y los 4 años es posible comenzar a practicar actividades físicas estructuradas como danza o gimnasia infantil. También es el momento oportuno para iniciar el contacto con algún tipo de deporte como, por ejemplo, la natación o el ciclismo. En el periodo entre los 4 y los 6 años lo ideal es la actividad física al aire libre y los ejercicios aeróbicos que mezclen bailar y correr. A partir de los 7 años el niño ya tiene la coordinación y el equilibrio necesarios para desarrollar alguna actividad física formativa.

Castilla-La Mancha pondrá en marcha un Plan para potenciar el deporte y la actividad física

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a aprobar un Plan Estratégico de la Actividad Física y el Deporte que está dirigido a luchar contra el sedentarismo y la obesidad de los más pequeños. Según los datos de Prevalencia de la Obesidad Infantil “Aladino”, casi uno de cada dos niños de entre 6 y 10 años tiene sobrepeso u obesidad en la comunidad.
La cifra supera en cuatro puntos la media nacional, por lo que el nuevo plan viene a sustituir a la legislación vigente que data de 1995 y se encuentra obsoleta. Los principales objetivos son promover estilos de vida más activos y saludables entre los más pequeños mediante la introducción de nuevas pautas y hábitos.
El programa, denominado “Castilla- La Macha + Activa”, incluye la participación de deportistas, federaciones, asociaciones, clubes, docentes, médicos y otros colectivos relacionados con la actividad física y el deporte.
El plan tendrá una duración de ocho años, desde 2012 a 2020, para que coincida con el horizonte 2020 planeado por la Unión Europea. Además, se verá completado con el Observatorio de la Actividad Física, el Deporte y la Salud, para su seguimiento y control, y la Ley de Actividad Física y Deportiva, para dotar al plan de regulación y estabilidad en el tiempo. Estas medidas forman parte de una política del gobierno manchego destinada a fomentar el deporte  relacionado con la salud.

Deporte para favorecer la integración

Este fin de semana se ha celebrado la segunda edición de los “Juegos para la Integración” en Madrid, una iniciativa promovida por la Fundación Repsol y la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física. El evento tuvo lugar en la madrileña Plaza de Olavide con gran éxito de asistencia.
Los Juegos han reunido a centenares de personas, con y sin discapacidad, para disfrutar del amplio programa de actividades deportivas adaptadas, entre las que se encontraban boccia, esquí, esgrima, fútbol 5, tenis de mesa, hockey, baloncesto y bádminton. El objetivo del evento es concienciar y sensibilizar a la población sobre las dificultades que encuentran las personas con discapacidad en el desarrollo de su vida diaria.
Como señala la Fundación Repsol, el deporte es una herramienta de ocio que aporta beneficios físicos y psicológicos a todas las personas. Además, posee una serie de cualidades que favorecen la integración en la sociedad a través de valores como la igualdad de oportunidades.

El deporte mejora las enfermedades reumáticas

Practicar deporte es una de las formas más efectivas de cuidar la salud pero, además, está especialmente indicado para el tratamiento de enfermedades de carácter reumático. A través del  deporte se reduce el dolor y los efectos debilitantes de estas patologías, así lo han anunciado los expertos de la Sociedad Española de Reumatología.
Deportes como la natación o la gimnasia articular ayudan a mantener el tono muscular, estabilizan las articulaciones y dotan al organismo de mejor agilidad. El hecho de fortalecer los músculos, tendones y ligamentos que rodean las articulaciones hace de la actividad física un complemento ideal en el tratamiento de las enfermedades reumáticas. Además, disminuye el dolor, alivia la rigidez y mantiene la resistencia, lo que repercute en una mayor normalización en la vida de los enfermos.
Otras de las ventajas del deporte son el incremento en la amplitud de movimiento, la capacidad de amortiguación y la flexibilidad de las articulaciones. También debe destacarse los aspectos psicológicos beneficiosos entre los que se encuentra el aumento de la autoestima, la mejora del estado de ánimo y la reducción de la ansiedad.
A la hora de realizar deporte, la Sociedad Española de Reumatología recomienda adecuar la actividad a las características físicas y a la edad de cada persona. Los más indicados son los deportes de agua porque facilitan la capacidad de movimiento articular y los menos recomendables son los deportes de choque, como el fútbol o el baloncesto.

Niños y actividad física

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la actividad física en niños de 5 a 17 tiene gran cantidad de ventajas para su salud y crecimiento.  Contribuye a desarrollar un aparato locomotor y un sistema cardiovascular sanos, ayuda al control neuromuscular y a mantener un peso corporal saludable. Además, tiene efectos psicológicos beneficiosos como el control de la ansiedad y la depresión.
La actividad física para los niños y jóvenes de este grupo de edad se realiza principalmente a través de juegos, deportes, desplazamientos, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados. Las diferentes actividades se desarrollan en el contexto de la escuela, la familia o la comunidad.
Otra de las ventajas que ofrece la práctica de este tipo de hábitos saludables es la contribución al desarrollo social de los jóvenes, puesto que fomenta la autoconfianza, la interacción social, la integración y su capacidad para expresarse.
Las recomendaciones de la OMS es que estos niños inviertan un mínimo de 60 minutos diarios en la actividad física, siendo mayores los beneficios si se aumenta el tiempo. La actividad debe ser en su mayor parte aeróbica e intercalarse con prácticas que refuercen, en particular, músculos y huesos.
Los jóvenes activos tienen mayores oportunidades de adoptar otros comportamientos saludables como evitar el consumo de alcohol, tabaco y drogas, y suelen tener un mejor rendimiento escolar.

El deporte en la vejez mejora la calidad de vida

Todos conocemos las ventajas que tiene el deporte en la prevención de enfermedades relacionadas con el sobrepeso, el colesterol o la circulación. Las personas que se han iniciado en el deporte durante la edad madura reducen el riesgo de padecer enfermedades propias de la vejez. Así lo ha demostrado un reciente estudio médico publicado en la revista ‘Archives of Internal Medicine’.
Teniendo en cuenta estos datos, nunca es demasiado tarde para comenzar a practicar algún tipo de deporte. Estar en forma alarga la vida y disminuye el riesgo de padecer enfermedades crónicas en la etapa final, lo que repercute en una mejor calidad de vida.
El estudio ha estudiado los datos médicos de 18.670 personas durante un tiempo medio de 26 años. Tras analizarlos se ha podido demostrar cómo mejoran las condiciones físicas de las personas que realizan actividades deportivas tras los 50 años.
Otro estudio publicado en la revista ‘British Medical Journal’ determina que, incluso, iniciando la actividad física tras la jubilación se consiguen mejoras en las expectativas de vida de las personas.  

Nadar, caminar o hacer ejercicio moderado en el gimnasio durante la vejez mejora la salud y alarga la vida de las personas, a pesar del inicio tardío.